Archivo de la etiqueta: Mario Perniola

El cuerpo como una cosa que siente

Sexting

Encontró en la experiencia común, el sentir del relieve que adopta el mundo al percibirlo como algo social. Sentir del deseo estimulado, el tacto visual de la lectura. El propio cuerpo percibido como un vestido, con las tensiones de su ser orgánico. Un mecanismo poético conectado a la expresión de un estado de ánimo. La manifestación de una voluntad que nos permite anticipar lo genuino en la piel del ser contemporáneo, tan repleto de artificio.

Las comunicaciones se volvieron multimedia y ubicuas y con ellas la imposición actual de experiencias que generan dependencias. Una inspiración desmesurada y excesiva, filosofar necesidades que sólo pueden satisfacerse de un modo provisional e inestable: «¿Cómo puede la actividad intelectual, por ejemplo desde la filosofía, y la corpórea, por ejemplo desde la sexualidad, mantenerse y sobrevivir sino es sosteniéndose la una a la otra, dando origen así a una nueva experiencia?» se pregunta Mario Perniola, en El sex appeal de lo inorgánico.

Sigue leyendo

El sex appeal de lo inorgánico

Leer a Mario Pernola «Cuando el arte se vuelve política». Click en la imagen.

Leer a Mario Perniola «Cuando el arte se vuelve política». Click en la imagen.

Ensayos recogidos que giran alrededor del hombre y la mujer, como meras cosas que sienten; a un paso de cambiar una sexualidad orgánica y orgiástica basada en la diferencia de los sexos y guiada por el deseo y el placer, por otra neutra, inorgánica, sustentada en una excitación abstracta e infinita, siempre disponible, y sin reparos en lo que se refiere a la belleza, la edad y, en general, a la forma.

«Darse como una cosa que siente y tomar una cosa que siente es la nueva experiencia que se impone al sentir contemporáneo, experiencia radical y extrema que tiene su fundamento en el encuentro entre la filosofía y sexualidad, y que constituye, sin embargo, la clave para entender muchas y dispares manifestaciones de la cultura y del arte actuales. Lo que suscita inquietud y constituye un enigma es precisamente la confluencia en un único fenómeno de dos dimensiones opuestas, como el modo de ser de la cosa y la sensibilidad humana: aparentemente las cosas y los sentimientos ya no se combaten entre sí, sino que han establecido una alianza gracias a la cual resultan casi inseparables y a menudo indistinguibles la abstracción más distante y la excitación más desenfrenada. Así, del acuerdo entre el extremismo especulativo de la filosofía y la invencible potencia de la sexualidad nace algo extraordinario en lo que se reconoce nuestra época: en la línea de Walter Benjamin, podemos llamarlo el sex appeal de lo inorgánico».

Mario Perniola, El sex appeal de lo inorgánico, publicado en 1998 por Trama Editorial.