Conductas

«Vivo la vida que es posible para mi», Paul Auster

La crisis financiera de 2008 se desató de manera directa debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos en el año 2006, que provocó aproximadamente en octubre de 2007 la llamada crisis de las hipotecas subprime. Las repercusiones de la crisis hipotecaria comenzaron a manifestarse de manera extremadamente grave desde inicios de 2008, contagiándose primero al sistema financiero estadounidense, y después al internacional, teniendo como consecuencia una profunda crisis de liquidez, y causando, indirectamente, otros fenómenos económicos, como una crisis alimentaria global, diferentes derrumbes bursátiles (como la crisis bursátil de enero de 2008 y la crisis bursátil mundial de octubre de 2008) y, en conjunto, una crisis económica a escala internacional. (Wikipedia).

films

Relatos del mundo que propició la catástrofe; de la globalización de la avaricia sin límites, de la conversión de todo valor humano a moneda de cambio para el mercadeo internacional. El poder ya no es lo que era. Se ha vuelto más fácil de obtener, más difícil de usar y mucho más fácil de perder. Un ejecutivo puede celebrar su ascenso a la dirección de su prestigiosa compañía solo para descubrir que una empresa recién creada está arrasando con sus clientes. Un político que llega a primer ministro puede encontrarse maniatado ya que una multitud de partidos minoritarios bloquea sus iniciativas. Un general puede comandar un enorme y costoso ejército sabiendo que su moderno armamento es inútil frente a explosivos caseros y terroristas suicidas.

Wall Street. Una película de 1987 dirigida por Oliver Stone. La película tiene una secuela: Wall Street 2: El dinero nunca duerme (2010), dirigida también por Oliver Stone, en la que muestra el peligro de las burbujas especulativas y la crisis hipotecaria de los Estados Unidos, la falta de regulación en los mercados y el rescate financiero a los bancos de inversión.

Inside Job. Un documental de 2010 sobre la crisis financiera de 2008 dirigido por Charles Ferguson y narrada por el actor Matt Damon. Trata sobre la sistemática corrupción de los Estados Unidos por la industria de servicios financieros y las consecuencias de dicha corrupción. Presenta investigaciones y entrevistas con financieros, políticos, periodistas y académicos. Desde el punto de vista narrativo, introduce la crisis financiera en Islandia de 2008 y 2009, continuando con la exposición de las causas de crisis mundial y terminando con un diagnóstico de la situación actual, concluyendo que es insignificante lo que se ha hecho durante la administración de Barack Obama.

The Company Men. Una película estadounidense del año 2010 dirigida y escrita por John Wells. Una compañía multimillonaria de transporte se ve afectada. Ejecutivos de collar blanco que vive bien, un buen trabajo y un hermoso Porsche en el garaje con el que van a un club de golf, que no esperaban ser despedidos y no poder pagar sus hipotecas.

Margin Call. Una película del año 2011 dirigida y escrita por J. C. Chandor. Se descubre la volatilidad de una empresa de valores de respaldados por hipotecas. Debido a un apalancamiento excesivo,  los activos de la empresa en valores respaldados por hipotecas disminuyen su capitalización de mercado. Vender rápidamente todos los activos tóxicos antes de que el mercado pueda reaccionar a la noticia de su falta de valor.

Le Capital. Una película francesa del año 2012 dirigida per Costa-Gavras, a partir de la novela homónima de Stéphane Osmont publicada en el 2004. Un banquero que progresa en el escalafón de una entidad bancaria en una espiral de ambición de poder y corrupción.

Cinco películas entre tantas; centenares de libros que abordan el tema desde múltiples puntos de vista; miles de artículos y reportajes en medios de masas más o menos basados en hechos reales cuando no, en riguroso directo.

¿Cómo orientar la mente hacia la comprensión de fenómenos complejos en un momento de gran incertidumbre? Nos preguntamos continuamente cómo seguiremos produciendo nuestras vidas y transmitiendo ideas sobre nosotros mismos y sobre los demás, sobre nuestros entornos más inmediatos, sobre el conjunto de la realidad del planeta, sobre la memoria, el pasado, el futuro. Nos preguntamos cómo aprehender, cómo hacer realidad otros sueños, otros mundos. La realidad, aquí, ahora y eternamente, tiene siempre la última palabra.

Europa se está desmembrando. La Unión Europea es «disfuncional e irreformable», según palabras del politólogo y ensayista británico John Gray. La economía continua y continuará a la baja debido a que el modelo económico del que formamos parte está en decadencia.

El dinero y el poder, tan concentrado, ya no es eficiente en su distribución y eso aumenta la pobreza. Nos estamos adentrando en una época oscura en la que se pondrá de manifiesto el brillo y la luz propia de cada individuo. Aprendizaje, conocimiento y fe, articularán nuestra experiencia de vida cada vez más nómada y paradójicamente, más local. No es algo elegido, no podemos evitarlo; ha pasado y pasará mil veces en la historia de la evolución humana y ahora nos afecta a nosotros.

España se está desmembrando también. Esta España en la que un día nunca se puso el sol, lleva dos siglos perdiendo territorios que se vuelven autónomos en el devenir del mundo, en sus nuevas dependencias metropolitanas. Colonias de América, asentamientos en ultramar… Y ahora sus Comunidades Autónomas, empezando por Catalunya; que también se está desmembrando.

A pesar del desarrollo y del buen caminar de algunas cosas, caminamos hacia escenarios en los que la sociedad (su ciudadanía y su democracia) será más débil y desordenada; organizada desde gobiernos débiles con políticas cada vez más opacas; en el marco de naciones sin mayor sentido que los símbolos que las representan.

Estamos a las puertas de un enfrentamiento serio entre Occidente, con los Estados Unidos y Alemania a la cabeza, y China. Estamos a las puertas de un enfrentamiento serio entre Occidente y Eurasia, con Rusia y la India, como actores más destacados. El choque entre Occidente y el llamado Tercer Mundo, acoge cada día una mayor cantidad de violencias.

Nuestra civilización en declive, enfrentada a la barbarie recurrente dentro y fuera de sus fronteras. La paz perdiendo ante la guerra, la libertad ante la tiranía; la emancipación frente a la represión. ¿Qué esperamos de nosotros mismos ante una situación así? ¿Qué ofrecemos a nuestros jóvenes y niños en unas circunstancias como éstas? ¿Qué clavo ardiendo, qué flotador, qué balsa, llevará sus vidas hacia dónde? ¿Hacia dónde las nuestras?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s