Completudes

Desvelamos nuestro proceso creativo a través de la palabra. Protagonistas de esta arriesgada aventura nos reencontramos y como artistas, tratamos de pintar desde la voz escrita casi como una necesidad; temas que se abrazan y se relacionan.

Cuántos contrastes. Quizá el más sugerente de todos tiene lugar cuando tratamos de expresar el presente que se escurre entre los dedos de forma inteligible. Como al pintor, que se afana en pintar los reflejo de los rayos de sol de una tarde de otoño sobre las hojas de un membrillo. Hablar de una cosa es no hablar de todas las demás. Cuanto más queremos decir menos hablamos y cuánto más hablamos, menos decimos.

Queman en la garganta borbotones de cosas que le gustaría contar y a la vez, un suave deseo de guardar silencio. Querría hablar de mil cosas, y no decir nada. Un todo de luces y sombras que se iluminan y se ensombrece pero nunca al mismo tiempo; pasamos el día entre cegados por luces reveladoras y ciegos por falta de entendimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s