La exaltación de corazón

El poeta loa el corazón como la casa del amor y las mejores virtudes y la señala con su abanico de significados para que reviva y reavive, su idea de sí en cada uno de nosotros, como parte del continuo amoroso de la humanidad. El científico también lo señala, pero como objeto de ciencia; con significados que proponen otras vías de enamorado. Si resulta que somos capaces de verlo y leerlo como una experiencia poética y científica, desarrollamos una conciencia más amplia de las cosas y de las relaciones que definen y sostienen lo que sentimos. Y así hasta el infinito con sus capas religiosas, estéticas, musicales, geológicas, astrofísicas, cuánticas, sociales, eróticas, políticas y económicas… El corazón sigue ahí viviendo la vida mientras su significado, parece infinito pero limitadamente comunicable. Por eso estamos, realmente tan solos. Es la exaltación una forma de acompañarnos en el sentido de vivir. Una manera de ser en la narración que vivimos en primera persona con sus interminables monólogos interiores, sus fobias y sus filias. Hitos que nos ayudan a reconocer en el camino, sus atalayas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s