Archivos Mensuales: septiembre 2013

Las mil vidas

Brian Green

Brian Green

La idea de la existencia de un multiverso pone en perspectiva lo que hacemos cada día en nuestra experiencia cotidiana ya que sugiere, una realidad mayor. Te da un contexto muy distinto. Cambia el resultado del presente. Infinitos universos en los que infinitas versiones de uno mismo toman un camino distinto en cada una de las infinitas decisiones de la vida.

De eso nos habla Brian Greene (Nueva York, 1963), físico teórico en la Universidad de Columbia, en La realidad oculta (Crítica).

«La realidad oculta llega, además, en un momento en que los astrofísicos celebran el Premio Nobel al que consideran uno de sus mayores logros: el descubrimiento de que el universo se expande cada vez más rápido, impulsado por una fuerza de naturaleza del todo desconocida a la que han bautizado energía oscura».

Redes exocerebrales

Al debatir acerca de la evolución del modo en que leemos actualmente el estudioso de la cultura política y sus sistemas simbólicos, Roger Bartra, opina que la utopía digital se ha estrellado contra la fuerza del papel, pues las pantallas, comparadas con las hojas de papel impreso, son primitivas, toscas, y poco amables.

Roger Bartra

Roger Bartra

Bartra opina que la digitalización de libros y artículos ha provocado cambios, tensión y nerviosismo, en la República de las Letras impresas, al grado de que muchos se preguntan si no estamos presenciando el comienzo de una era de decadencia del libro de papel, que culminaría con su desaparición. “Si el libro es una prótesis que forma parte de nuestras redes exocerebrales, no debe extrañarnos que pueda evolucionar hasta convertirse en un artefacto electrónicamente sofisticado que mantenga la sencillez original del invento pero la combine con los extraordinarios recursos de la digitalización”. Pero, avisa que debemos comprender que toda modificación de esta prótesis ha de provocar cambios profundos en nuestra conciencia, pues “la conciencia no es una sustancia o un proceso oculto en las redes neuronales dentro del cráneo, sino una red que se extiende por los sistemas simbólicos que, como el libro, nos sustentan como seres humanos racionales”.

Sigue leyendo